Historia general de los Vargas

Buscar

Powered by FreeFind

Inicio
Noticias

Bricabrac
Historia
Genealogía
Personajes ilustres
Heráldica
Títulos
Mundo
Libros
Bibliografía
Enlaces
Lista de correo
Escríbanos

 

Inicio > Personajes > José María Vargas (1786-1854)
José María Vargas (1786-1854)

Doctor en medicina, Rector de la Universidad de Caracas, elegido para presidente de la República en 1835 y en el mismo año es derrocado por un golpe militar, Páez le restituye el poder, pero finalmente renuncia. Reconoció que nunca tuvo vocación política. Eminente doctor venezolano, fundador de la Catédra de Anatomía de la Universidad Central de Venezuela y Presidente de la República en 1835-1836.

Ilustre Venezolano, nacido en La Guaira (Virreino de Perú, actualmente Venezuela) el 10 de marzo de 1786. Hijo de Don José Antonio Vargas, originario de Las Islas Canarias y de Ana Teresa Ponce.

Desde muy joven se dedicó a los estudios con verdadero interés, cuando tenía doce años, eso fue en 1798, José María comenzó a estudiar la primaria en el Seminario Real Tridentino de Caracas. Fue tan buen alumno que se ganó una beca para estudiar bachillerato en la Universidad de Caracas, la misma que hoy se conoce como la Universidad Central de Venezuela.

Desde entonces no paró de estudiar: en 1803 obtiene el título de bachiller en Artes; tres años después obtiene la licenciatura en esta materia y, siete días después de haberla obtenido, recibe el Título de Maestro. No conforme con eso, estudia filosofía, astronomía, teosofía, química y botánica. El 4 de mayo de 1808 obtiene el Título de Médico y comienza a ejercer su profesión en diferentes hospitales del oriente del país, se establece en Cumaná hasta 1812.

En 1808, traduce "El Contrato Social", un libro escrito por el francés Juan Jacobo Rousseau, sobre la igualdad y libertad de los hombres. Así continúa participando y colaborando con los patriotas.

En esta ciudad oriental, se encuentra cuando Caracas ocurrió el movimiento del 19 de abril de 1810. Ayuda entonces al nuevo Gobierno que se establece en Cumaná, trabaja desinteresadamente, sin sueldo, como Director del Hospital de Sangre y es electo Diputado a la Asamblea del Estado.

Se traslada a la Guaira y está allí cuando el terremoto de 1812. Entonces sus conocimientos médicos son de gran utilidad para socorrer a las numerosas víctimas.

Después de la caída de la Primera República, con la capitulación de Miranda, lo meten preso en las bóvedas de La Guaira por apoyar a los patriotas, pero Simón Bolívar lo puso de nuevo en libertad después de recuperar a Caracas en 1813.

Sin embargo, el doctor Vargas prefirió irse lejos a seguir estudiando. A sus 27 años de edad, viaja a Gran Bretaña, Edimburgo, donde estudia anatomía, odontología y cirugía, además de latín, inglés, griego y francés. Obtiene su Título de Cirujano en 1817, en la ciudad de Londres. Finalmente se radica en Puerto Rico donde amplía sus conocimientos de botánica, estudiando más de 800 especies de plantas de esa región -una de ellas, la vargásea, fue nombrada así en su honor- y creó un laboratorio que luego donó a la isla.

Para 1825 ya está nuevamente en Venezuela y al año siguiente funda la Cátedras de Anatomía en la Universidad de Caracas. Sus clases son gratuitas, incluso aporta de su propio dinero para los gastos de mantenimiento de la misma. En 1827 es nombrado por el Libertador, Rector de la Universidad y a él se le debe la primera gran organización de esa casa de estudios.

En 1830 Vargas es elegido diputado al Congreso, desde donde reveló dotes de gran orador público, fue la suya una de la pocas voces que se alzaron en defensa del Libertador

José María Vargas presidente

Contra su voluntad fue candidato a la Presidencia de la República. Luego de haber alcanzado, en un tercer escrutinio, las dos terceras partes de los votos, el doctor Vargas asume la Presidencia de la República el 9 de febrero de 1835 y, apenas meses después, tiene que hacer frente a una sublevación, encabezada entre otros por Pedro Carujo, cuestionado militar y autor de un atentado contra la vida del Libertador en 1828.

Los insurrectos, bajo la exigencia de reformar la constitución extendieron su movimiento por casi todo el país, logrando hacer prisioneros tanto a Vargas como al vicepresidente Andrés Narvarte, oportunidad en que según los historiadores tuvo lugar el enfrentamiento entre la imposición militar y la convicción ciudadana y que se reflejó en la frase de Vargas: "El mundo es del hombre justo" y en la infeliz respuesta de Carujo: "El mundo es de los valientes".

El movimiento fue develado, gracias fundamentalmente a la acción que, en apoyo a la institucionalidad prestaron Páez y el general Francisco Esteban Gómez, quienes consideraron tal alzamiento como una total aventura y sin justificación alguna, ya que, la consigna de reformar la constitución, que era el fundamento de esa insurrección, no tenía ninguna razón de ser toda vez que la propia carta magna establecía los mecanismos necesarios para su reforma.

En marzo de 1836, como consecuencia de la renuncia al poder que, motivada a quebrantos de salud lleva a cabo Vargas, finalizan ese período constitucional los vicepresidentes Narvarte y Soublette.

Prefirió el sabio Vargas seguir prestando sus servicios a la ciencia y a la educación. En 1842 formó parte de la comisión que se encargo de trasladar los restos del Libertador desde Santa Marta a Caracas.

Al sentirse enfermo, viajó a Nueva York para someterse a tratamiento médico; pero la muerte le sorprendió en esa ciudad estadounidense, el 13 de julio de 1854. Tiempo después, en 1877, por disposición del Presidente de la República, Antonio Guzmán Blanco, sus restos fueron trasladados al Panteón Nacional.

Otros apuntes biograficos sobre D. José María Vargas

Fuente: http://www.aldeaeducativa.com/ Texto: D.R.

Imprimir esta página | Enviar esta página a un amigo

Copyright © 1999-2003 Lorenzo de Vargas | Escribirnos | Inicio